pantallas adictivas

La adición a las pantallas: Como administrarla de forma segura por mi salud

El mundo digital ha estado creciendo de forma exponencial, tenemosactivos digitales, interacción digital y un mundo digital y una enorme adición a la tecnología. Hoy podemos tener en la palma de la mano una herramienta poderosa que impacta al mundo en instantes a través de vídeos virales. Un teléfono móvil tiene hoy 10 veces mas capacidad de cálculo que el computador usado en el Apolo 11.

Sin embargo, hay una dependencia que ha crecido en la ultima década de forma rápida también, la adición a las pantallas. Especialmente a nuestros móviles o teléfonos celulares.

La adicción a las pantallas

La dependencia a las pantallas es el uso excesivo de los dispositivos electrónicos, el ver con alta frecuencia las pantallas de los diferentes dispositivos electrónico, pero sin ningún tipo de control, es decir; se forma una habito imperioso de ver una pantalla todo el día, sea esta la pantalla de un computador, un smartphone o televisor.

Así lo indica M. A. Sans, Genís Cardona Torradeflot, Elisabet Pérez Cabré

El problema se puede identificar cuando nuestra mente y cuerpo nos pide estar frente a un computador, o un teléfono móvil o incluso viendo TV, cuando ya tenemos mas de cinco horas observando una pantalla. Cuando nos sentamos a comer en nuestro hogares viendo las pantallas, o cuando «hablamos» con nuestros amigos o familiares sin apartar nuestra vista del aparato o dispositivo, o peor, cuando vamos en nuestro auto al volante viendo el dispositivo en lugar de ver la carretera.

Cuando el tiempo de uso de estas pantallas llega a ser prolongando, sin descansos, sin tomar ninguna medida por la constante exposición, puede causar problemas de salud. Por ello es necesario entender que tiene que tenerse medidas en el uso de estos dispositivos, pues genera dependencia, sin darnos cuenta de las posibles consecuencias.

pantallas aditivas
Pantallas aditivas

El problema se puede identificar cuando nuestra mente y cuerpo nos pide estar frente a un computador, o un teléfono móvil o incluso viendo TV, y ya tenemos mas de cinco horas observando una pantalla. Cuando nos sentamos a comer en nuestro hogares viendo las pantallas, o cuando «hablamos» con nuestros amigos o familiares sin apartar nuestra vista del aparato o dispositivo, o cuando vamos en nuestro auto al volante viendo el dispositivo en lugar de ver la carretera.

Estas situaciones pueden ser manejables, pero se recomienda asistencia o ayuda de especialistas para manejar la situación de la mejor forma posible. Es común distraerse o descuidar las tareas rutinarias que hacemos como seres sociales, pero hay que discernir de forma clara como administrar bien nuestro tiempo frente a estas pantallas.

Problemas frecuentes

El cuerpo esta diseñado para descansar unas cuantas horas al día, trabajes con o sin pantallas, siempre lo necesitaras. Los excesos y extremos no son nada buenos, y la adicción a las pantallas se esta haciendo común. Ya muchos teléfonos móviles tiene opciones preinstaladas, para advertir sobre el tiempo de uso del dispositivo.

El impacto en nuestro cuerpo va mas a allá del cansancio en los ojos o los brazos, va hacia el cuerpo entero, hacia nuestros amigos, familiares y seres queridos cercanos. Hay que consciente de esta situación. Veamos algunas situaciones que debemos tomar en cuenta para entender mejor los efectos de la adicción:

  • Insomnio: El insomnio es grave para nuestro organismo pues al no descansar, nuestras funciones físicas y mentales se ven disminuidas, al no lograr regenerar las energías necesarias para mantenernos activos luego de tiempo despiertos.
  • Daña la vista: Aunque tengamos la mejor vista del mundo, y usemos los mejores anteojos, siempre la constante luz emitida por las pantallas nos afectará la vista.
  • Distracción máxima: Esto parece increíble pero cierto, una vez que se tiene dependencia a las pantallas, es muy fácil perder la noción del tiempo, y como consecuencia no se tiene el mismo rendimiento en las actividades rutinarias que deberíamos hacer.
  • Dependencia: el uso excesivo de los dispositivos electrónicos puede llevar a una dependencia, que puede afectar tu vida diaria, incluyendo tus relaciones interpersonales, desempeño laboral o escolar.
  • Problemas de postura: el uso prolongado de dispositivos electrónicos puede afectar la postura, causando dolor de cuello y espalda, incluso en nuestros brazos y manos.
Leer 7 Formas en las que la Inteligencia Artificial está mejorando el Marketing de Contenidos
Chico con pantallas en su cuarto
Chico con pantallas en su cuarto

¿Cómo evitarla?

Ya los diferentes dispositivos móviles están al tanto de esta situación, y tienen funciones para medir el tiempo que se dedica y avisar a los usuarios de los limites que alcanza en un mes o semana determinada. Es una ayuda implementadas en los móviles y demás dispositivos.

Ahora bien, para evitar la dependencia a las pantallas, se tiene que romper creando nuevos hábitos. De modo que acostumbremos, de forma paulatina, nuestro organismo a disminuir un poco las pantallas. Para ello, les recomiendo lo siguiente, tomado las ideas de las referencias consultadas:

  • Pausar de 1 hora: como mínimo cuando estemos visualizando una pantalla. Los descansos permite romper poco a poco el mal habito.
  • Salir a caminar por 15 minutos: o puede ser mas, pero de forma planificada haciéndolo como un habito.
  • Establecer horarios para usar los dispositivos: hora de encendido y de apagado. No es fácil, pero puedes colocar horarios holgados y flexibles, y cada cierto tiempo mas haciéndolos mas rígidos.
  • Crear relaciones personales físicas: Fomenta y mantén cercanía con personas de forma activa. Especialmente dentro de la familia. Visita parques, áreas abiertas, centros recreativos acompañado de la persona que consideres tu mejor amiga.
  • Eliminar apps: Especialmente las aplicaciones que te consuman mucho tiempo, tal como juegos y redes sociales. Los juegos son muy adictivos.
  • Ten un iluminación adecuada: para reducir la fatiga visual, debes asegurarte de que la iluminación ambiental sea adecuada y que no haya reflejos o brillos en la pantalla.
  • Practica buenos hábitos de sueño: evita el uso de dispositivos electrónicos antes de dormir para reducir la sobreexposición a la luz azul y ayudarte a dormir mejor.

Estas acciones repetidas día a día, harán que se establezca un habito en nuestra vida, ¿Qué significa esto? Que tu cuerpo va a empezar a sentir el cambio, reflejando rápidamente en la salud física. Crear buenos hábitos, evita la adicción a las pantallas y permite administrar mejor el uso de los dispositivos electrónicos.

Referencias

  • García-Ríos, C.A., Yenchong-MezaI, V.N., & Miranda-Barros, D.H. (2020). Tiempo de exposición a pantallas en población pediátrica. Una revisión bibliográfica.
  • Sala, X.B., Chalezquer, C.S., & Artopoulos, A.M. (2014). La generación interactiva en Argentina: niños y adolescentes ante las pantallas. Education Policy Analysis Archives, 22, 49.
  • Sans, M.A., Torradeflot, G.C., & Cabré, E.P. (2016). Cómo afectan las pantallas electrónicas al sistema visual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio
×